Cuando un contrato es nulo y cuándo se puede anular

96 370 34 82
Cuando un contrato es nulo y cuándo se puede anular

Como correduría de seguros en Valencia y especialistas en la firma de contratos es necesario un conocimiento para saber en qué casos se produce nulidad del contrato y en qué circunstancias se puede anular. Y aunque se trate de un acto válido pueden concurrir circunstancias que lo anulen.

Cuando se incumple la normativa o hay ausencia de alguno de los elementos del contrato se produce nulidad ya que, a pesar de la firma, el contrato no reúne lo que se establece por ley, ya sea infringiendo normas prohibitivas o imperativas, lo que lo invalida y la correduría de seguros en Valencia es quien mejor puede determinar si se da este caso para proceder a su anulación.

Puede darse el caso de que el contrato sea anulable por pleno derecho o de manera radical o que su anulabilidad sea relativa. En este caso a la firma se habría producido un incumplimiento parcial y se podrían anular aquellas partes o cláusulas “viciadas”.

Por su parte la anulabilidad significa un que existe algún tipo de invalidez por una anomalía en el contrato debido a la cual existiría algún tipo de limitación a la hora de la ejecución. El contrato se acoge a la ley y cumpliría la normativa, pero sería imposible llevar a buen término alguna de las exigencias en él recogidas. En este caso la anulabilidad puede ser solicitada por cualquiera de las partes firmantes. La anulabilidad tiene carácter retroactivo.

En lo que se refiere a plazos, la nulidad no prescribe, se puede solicitar independientemente del tiempo transcurrido de la firma. Por su parte la anulabilidad ha de solicitarse en un plazo máximo de cuatro años, tiempo que se considera suficiente para haber detectado los problemas.

En la Gestoría Cebrián estamos especializados en contratos y te ayudamos a resolver los problemas de nulidad y anulabilidad.

haz clic para copiar mailmail copiado